Tag Archives: orden

Tutorial: convertir la Bekväm de Ikea en librería para niños

12 Sep

Después de este post lleno de ideas para convertir el especiero BeKväm de Ikea en un estante para los libros de los niños o en un organizador para las cosas del bebé, Kidsmopolitan no se ha resistido y se ha puesto manos a la obra.

Paso por paso, al más puro estilo DIY o tutorial os mostramos cómo pintamos el especiero en los colores del dormitorio de Gabriel y Martín. Es nuestra primera publicación de este estilo y cuando comenzamos no pretendíamos compartirla, pero vuestros comentarios en Facebook nos animaron y de manera improvisada fuimos haciendo estas fotos. Por favor disculpad los errores que veais, iremos mejorando en otros proyectos DIY y tutoriales que publiquemos más adelante (¡si vemos que os interesan!). ¡Empezamos!

Aquí tenéis el material que utilizamos: La estantería Bekväm de Ikea, una brocha, una lija de esponja, un bote de pintura acrílica blanca y otro de pintura azul. Nos faltaría otra brocha y barniz transparente de acabado mate para dejarlo más fijado y a prueba de bombas, pero en esta sesión nos limitamos a pintar la estantería, así que el barniz y su brocha no salen en la foto.

Kidsmopolitan ikea

En primer lugar lijamos la superficie del especiero para que la superficie quede más suave, se eliminar irregularidades y para que  pintura se fije mejor. Se recomienda siempre lijar en el sentido de la veta de la madera. Nosotros lo hicimos con una “esponja lijadora”, que nos parece muy fácil de usar y es además bastante económica. La compramos en Leroy Merlin por uno o dos euros.

Kidsmopolitan ikea

Decidimos ir aplicando la pintura en pequeñas cantidades para evitar chorretones y minimizar los riesgos que suponen las constantes incursiones de niños que se acercan a la mesa de trabajo. ¡Por supuesto, alguna pieza cayó en sus manos y al suelo, pero al tener tan poca pintura, sin mayores consecuencias!

Tuvimos que dar varias capas para conseguir la cobertura que buscábamos pero resultó rápido, ya que el secado fue casi inmediato y conforme terminábamos una pieza, la anterior estaba más o menos seca. Seguramente ayudó a la velocidad del secado el que lo hiciéramos al aire libre.

especiero bekam ikea

pintura bekam ikea

Al terminar con la pintura volvimos a pasar la lija para conseguir que la superficie quedara más lisa.

El montaje es sencillísimo, simplemente hay que poner cuatro tornillos y un taco de madera. Los anclajes a la pared no están incluidos.

Como veis, nos divertimos jugando con esta cinta de cello decorado que compramos en Tiger, pero decidimos no utilizarla ya que para nuestros niños el washi tape no es para pegarlo sino para despegarlo. Normalmente el Washi Tape no deja rastro cuando se quita, pero este dejó algunas marcas que eliminamos fácilmente con la lija.

washi tape ikea bekam

Finalmente decidimos pintar de azul los laterales y dejar el resto en blanco. Fue una decisión improvisada y el azul lo dimos sobre lo que habíamos pintado en blanco, lo suyo hubiera sido aplicar directamente sobre la madera la pintura azul.

bekam ikea libros

En cuanto tengamos ocasión sustituiremos esta última foto por una mejor y completaremos el tutorial mostrandoos cómo nos queda barnizada, colocada en la pared y llena de libros.

Disculpad los errores que encontréis en nuestro primer tutorial improvisado y por favor hacednos comentarios con sugerencias para mejorar. Queremos también saber si os interesan este tipo de artículos para plantearnos incluir una sección de “manualidades” o DIY en el blog.

Organizar los armarios de niños y bebés

27 Ago

¡Con lo pequeños que son, cuánto espacio ocupan los niños y sus complementos! Y eso que hoy no vamos a hablar de carritos de paseo, correpasillos o de juguetes, únicamente de ropa.

La organización es clave cuando hay tantas cosas y tenemos espacio y tiempo limitado. La semana pasada pedimos ayuda en Facebook para que padres y madres nos dieran sus trucos para ordenar los armarios. Aquí van algunos.

  • Nos encantaría tener armarios como estos, perfectamente a medida de las prendas y nuestras necesidades, donde todo tenga su lugar y lo que necesitemos esté perfectamente localizable y a mano, ¿verdad? Hoy por hoy quizás sea complicado, pero imaginárnoslo, pensar qué tenemos que guardar y en qué cantidad nos ayudará a configurar nuestro armario ideal. Este es el primer paso y el más importante, os animamos a hacerlo.
  • Es importante tener claro qué se guarda en cada sitio y no mezclar, evitar cajas con conceptos compartidos como “ropa pequeña y lo de verano”. Beatriz, por ejemplo, tiene uno con ropa que les valdrá, otra con ropa pequeña y otra con ropa pequeña y que tengo que devolver. ¿A que con una pared como esta tendríais todo en su sitio?
Fuente:

Fuente:

  • Para quienes queráis adaptar los armarios pero no queráis o podáis complicaros, os lanzo la idea de introducir dentro de estos muebles que os ayuden a tenerlos más organizados y proporcionado a lo que vayáis a guardar. Mirad cómo queda aquí este mueble de cubículos, que nos recuerda a la Expedit de Ikea.

 

  • Es conveniente  poner rótulos a las cosas que almacenamos, ya que hoy tenemos muy claro que guardamos, pero en un mes dudaremos y en tres meses no sabremos si ahí estaba la ropa heredada o la de invierno.
Fuente:

Fuente: El Mueble

  • La mayoría de nuestros amigos señaló que organiza la ropa en armarios y cómodas, guardando en un sitio lo de colgar y en cajones la ropa doblada o calcetines y mudas. Aunque sea cosas pequeñas es importante que tengan sitios fijos. Calcetines, baberos, pulseritas e incluso las gomas de pelo tienen que tener su sitio, ya sea en una amplia pared, en un cajón o en una cajita que se guarda en el tercer cajón del mueble del baño. ¡Mirad qué artistas el cuadro que han organizado para los complementos del pelo!
Fuente:

Fuente: OnToBaby

Fuente:

Fuente: OnToBaby

  • Nos recomiendan separar la ropa por niño, que cada uno tenga claro qué es suyo. Utilizar armarios diferentes, repartir las baldas o simplemente que uno utilice unas perchas y otro otras. Beatriz tiene un niño y una niña, el niño usa perchas azules y la niña rosa. Para los niños que llevan uniforme, Dulce Merceditas nos cuenta que ella guarda por separado esta ropa, cada niño tiene “un cajón de uniformes”.
Fuente:

Fuente: Shelterness

Fuente:

Fuente: ScatterShot

  • Una idea para las más organizadas es planificar y dejar lista la ropa por semanas. Con este método se piensa una vez a la semana y se evitan broncas matinales.
Fuente:

Fuente: Pinterest

  • Los organizadores de Ikea son muy útiles, ya que compartimentan muy bien el espacio y generalmente con niños guardamos cosas pequeñas. Nos gusta los separadores de cajón Komplement y la cajonera colgante SKUBB, que se engancha a la barra del armario y tiene nueve casillas. Creo que normalmente se usa para almacenar zapatos, pero tienen un buen tamaño para guardar la ropa de los niños pequeños: pijamas, bodies, camisetas, polos, leotardos…
Fuente:

Fuente: Baby Deco

Fuente: RedBerryBarn

Fuente: RedBerryBarn

  • Nos gusta la idea de Pekes y Papis de poner en los cajones pegatinas con lo que guardan dentro, para que los más pequeños, que aún no leen sepan dónde se guardan las cosas. Esto también se puede conseguir con colores (la caja roja, la amarilla..).
Fuente:

Fuente: Pinterest

  • Los armarios con barra para colgar perchas se pierde generalmente mucho espacio, ya que las prendas de los niños no suelen ser tan largas. Esther nos recomienda poner otra barra para duplicar el espacio de colgado.
Fuente:

Fuente: AnaWhite

  • Para guardar las prendas más voluminosas en poco espacio, Rocío, de kids&Chic, utiliza  bolsas al vacío. Según nos cuentan, si se guarda bien las prendas recuperan enseguida su forma y las bolsas pueden reutilizarse, además evitan la humedad y los olores . Para quienes no conozcáis estas bolsas, os contamos que se trata de unas bolsas de plástico bastante amplias con un sistema en el que introduces la boquilla del aspirador, aspiras y así  extraes el aire, haciendo que todo se comprima y ocupe menos espacio. Nosotros las utilizamos para guardar los edredones en verano.
  • Pekesypapis nos cuenta “teníamos un hueco que no daba bien para un armario empotrado, así que, midiendo, vimos que cabía una cómoda de Ikea tipo MALM, de 4 cajones. Lo que hicimos fue poner dos cómodas iguales, una sobre otra, y, por lo menos , tenemos 8 cajones para organizar bien la ropa de los pekes por tipos: pantalones y mallas, jerseys y camisetas, calcetines y leotardos, etc”.
  • La tendencia chic de los armarios a la vista y la ropa a mano sin necesidad de abrir puertas la vemos cada vez en más casas. Nos encanta pero es peligrosa, pero no por el polvo que puede acumular la ropa, sino porque debe de estar siempre impecablemente ordenado y las prendas han de ser algo uniformes para que no cree sensación de desorden. En nuestro caso hemos optado por exponer las camisas de Gabriel y Martín, que por color y tamaño era lo que más organizado iba a quedar.
Fuente: Kidsmopolitan

Fuente: Kidsmopolitan

Fuente:

Fuente: OnToBaby

Una buena alternativa puede ser hacer una funda al armario y poder mover la cortina para mostrar u ocultar lo que nos interese.

Conclusión:

  1. Pensar antes de actuar.
  2. Decidir qué tenemos que almacenar. Soy fan absoluta de hacer listas, pero creo que objetivamente merece la pena hacerla en este caso.
  3. Replantearos otra vez  qué vamos a almacenar. Muchas veces guardamos guardamos cosas que acabamos sin utilizar cuando a otras personas les vendrían bien. Además incluso podríamos ganar un dinerito, ya que ahora hay un fuerte mercado de segunda mano para niños.
  4. Ver de qué espacios disponemos y ir asignándolo según lo que tengamos que guardar y cuándo lo necesitemos.
  5. Para las cosas que van a estar guardadas una temporada localizar cajas, bolsas que nos permitan aprovechar al máximo los espacios. Antes de comprar nada, aseguraos de que, por ejemplo, el fondo de la caja es el mismo que vuestro armario. Poned etiquetas para no tener que sacar y abrir cajas cada vez que buscáis algo. Si es posible estas cajas están mejor en armarios que debajo de las camas, que almacenan polvo.
  6. Analizar las posibilidades del armario y hacer un estudio de mercado localizando herramientas que nos ayuden a aprovecharlo al máximo y guardar cada cosa en su sitio. Tener en cuenta que si queréis que el niño guarde o saque las cosas deberán tenerlas a su alcance.
  7. Asignar un sitio fijo para cada cosa, por pequeña que sea.
  8. Guardar todo lo posible fuera de la vista para evitar sensación de desorden y escoged muy bien qué vais a exponer.

Si se os ocurre alguna otra idea o tenéis sugerencias, estaremos encantados de recibirlas y añadirlas a este artículo. Podéis escribirlas en comentarios o en nuestro muro de Facebook. ¡Gracias de antemano!